Beneficios de la norma ISO 21500:2013.

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

La ISO 21500, publicada en español como norma UNE-ISO 21500 Directrices para la dirección y gestión de proyectos, pretende servir como orientación al dirigir proyectos, proporcionando un lenguaje común, fomentando buenas prácticas dentro de esta disciplina y, en definitiva, estableciendo un marco de actuación que cualquier tipo de organización pueda aplicar a cualquier tipo de proyecto.

ISO (International Organization for Standardization) es una organización compuesta por más de 160 institutos de normalización nacionales y, con sus más de 19000 normas activas, se ha convertido en una referencia para todo tipo de organizaciones e industrias,  lo que junto con el ánimo integrador de esta norma, garantiza que la ISO 21500 puede ser aplicada a nivel internacional en cualquier tipo de organización pública o privada, independientemente de su sector, tipo, tamaño, etc.

 

¿Conoces la norma ISO 21500 para Dirección y Gestión de Proyectos? #iso21500 #ingenieria #proyectos #pmot #pmlat… Click Para Twittear

 

Esta norma establece un lenguaje común dentro de los proyectos, por lo que se dirige tanto a directores de proyecto como a miembros del equipo de proyecto, directores y gerentes de la organización, Alta Dirección, promotores de proyectos, etc.

Su estructura puede ser comparada con el PMBOK, el estándar de PMI, pero la ISO 21500 va más allá, incluyendo otros enfoques como el de las competencias de la ICB de IPMA.

La implantación de la ISO 21500 puede comportar grandes beneficios dentro de las organizaciones:

  • Permitir que las organizaciones conecten sus objetivos con proyectos exitosos.
  • Potenciar la mejora continua en las organizaciones, el mejor uso de recursos, la calidad en los proyectos y la eficiencia en los procesos de licitación gracias al uso de terminología coherente de Dirección de Proyectos.
  • Tener en cuenta sinergias positivas o posibles conflictos con las partes interesadas desde las etapas iniciales del proyecto.
  • Mejorar la empleabilidad y movilidad de los usuarios y su capacidad para trabajar en proyectos internacionales.

ISO 21500

La norma describe 39 procesos de Dirección de Proyectos agrupados en 10 materias, pero da libertad para escoger cuales implementar exactamente al dirigir un determinado proyecto, y cómo desarrollar los procesos seleccionados. Los proyectos tienen su razón de ser en su unicidad, no hay dos proyectos iguales, así que no tendría sentido establecer que todos los procesos incluidos en la ISO 21500 se deben aplicar a todo tipo de proyectos.

Así, evitando descripciones rígidas sobre qué tiene o qué no tiene que incluir cada proceso, la ISO 21500 consigue poder ser aplicada de manera genérica a casi cualquier tipo de proyecto y no choca con las metodologías ya existentes en el ámbito de la Dirección de Proyectos.