Una entrevista de trabajo “muy especial”

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

La gigante cervecera Heineken muestra en este video promocional un supuesto concurso a través del cual pretende encontrar al mejor talento (de entre 1.734 aspirantes) para una pasantía en el departamento de “Eventos y Patrocinios”.

La prueba consiste en mostrarnos el proceso de selección, que ya desde el primer momento vemos que es bastante atípico, con el entrevistador llevando de la mano al candidato hasta la sala de entrevistas. Para más expectación comienza con el rótulo La primera entrevista de trabajo para la cual no te puedes preparar.

 

slider-Habilidades-Directivas-web-1030x352

 

Sin embargo, una vez comienza la misma se van sucediendo las típicas preguntas y respuestas, que de hecho comprobamos que son calcadas unas de otras. A saber:

  • ¿Cuál es tu estilo de liderazgo? (ENTREVISTADOR)
  • Pasión. (CANDIDATOS)
  • ¿Cuál es tu mayor debilidad? (E)
  • Terco (C)

Acto seguido aparece un letrero que reza: Todas las entrevistas de trabajo son iguales. Preguntas estándares, respuestas preparadas, para posteriormente continuar con situaciones bastante anormales que buscan ponerles a prueba de un modo curioso.

Así, tiene lugar un simulacro de mareo del entrevistador, que tendido en el suelo llega a preguntar ¿¡cuánto les gustaría cobrar!?. Con esta prueba pretenden hacer una primera criba.

 

Una entrevista de trabajo “muy especial”. #EntrevistaDeTrabajo #Recursoshumanos #comunicacion #Heineken Click Para Twittear

 

Después llega la pregunta decisiva, que no servirá con ser respondida de palabra, sino que cada aspirante deberá demostrar: “¿Fuego y pasión o frío y calculador?”. A quienes responden “frío y calculador” se les descarta ipso facto, pues no es lo que la compañía busca, sin embargo, quienes respondieron “fuego y pasión” deberán demostrarlo a la salida, donde les espera la última prueba. Se trata de un simulacro  en el cual una serie de bomberos pide ayuda de los allí presentes para sujetar la lona donde han de arrojarse las personas en supuesto peligro.

 

 

Comprobamos que uno de los finalistas demuestra su calidez humana anteriormente expresada en la entrevista, ya que no duda en ir a sujetar la lona, y consigue hacerse con el puesto.

Para mayor espectacularidad de esta genial estrategia de Marketing de Heineken, su nuevo puesto le es revelado al joven durante el comienzo de un partido de fútbol en el gigantesco estadio de la Juventus, momento en el que vuelve a sujetar la lona en medio del campo, haciendo referencia a la lona de los bomberos.