Riesgos e incertidumbre en proyectos

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on FacebookPin on PinterestEmail this to someone

La gestión de riesgos en un proyecto es fundamental para conseguir que dicho proyecto pueda finalizar con éxito. Nos permite gestionar de manera proactiva la incertidumbre, inherente a todo proyecto, porque como en toda actividad que desarrollamos la incertidumbre siempre está presente, y nuestros proyectos no son una excepción.

 

“El origen de los #riesgos de nuestro proyecto está en la #incertidumbre” Click Para Twittear

 

Con la gestión proactiva de la incertidumbre intentaremos reducir al mínimo las amenazas y maximizar las oportunidades, para de esta forma conseguir alcanzar los objetivos del proyecto.

Según el PMBOK de PMI, “El riesgo de un proyecto es un evento o condición incierta que, de producirse, tiene un efecto positivo o negativo en uno o más de los objetivos del proyecto, tales como el alcance, el cronograma, el costo y la calidad”

Otro aspecto importante a tener en cuenta para la gestión de riesgos es el nivel de riesgo que la organización está dispuesta a aceptar, que dependerá de su actitud ante el mismo.

Aunque el nivel de riesgo está relacionado con la actividad que se desarrolla, no depende exclusivamente de ella ya que es el entorno en el cual se desarrolla, el que determina el nivel de riesgo.

 

“El entorno determina el nivel de #riesgo de una actividad” Click Para Twittear

 

Dependiendo del entorno en el cual se desarrolla una tarea esta puede pasar de ser una tarea simple a una de elevado riesgo; pongamos como ejemplo un equipo encargado de conectar una vivienda unifamiliar con la red de saneamiento a nivel de suelo y ese mismo equipo encargándose de conectar dos tuberías de saneamiento a 5 metros de profundidad, evidentemente el nivel de riesgo será muy diferente. Una organización con una tolerancia baja al riesgo podría decidir no realizar este proyecto.

 

Existen varias clasificaciones de los tipos de riesgo, una de ellas los clasifica en (Gómez T, Vivancos J.L, 2000):

  • Riesgos del proyecto: engloban los problemas potenciales de presupuesto, planificación temporal, personal, recursos, tamaño, estructura.
  • Riesgos del negocio: identifican problemas del entorno, estratégicos, legales, estructurales.

 

Por último indicar que el equipo de proyectos ha de asegurar que la gestión de riesgos, que se vaya a realizar, sea acorde tanto con los riesgos como con la importancia que tenga el proyecto para la organización.