Ser adaptable y resiliente.

Una vez más, las competencias transversales se visibilizan en la lista de los nuevos principios del PMBOK. En este caso, la adaptabilidad y la resiliencia conforman el penúltimo de los ‘12 principios sobre los que se basa el nuevo PMBOK 7th Ed’. Sin embargo, no se trata de una competencia blanda pura, aplicable únicamente a gestión de personas. Tanto los proyectos, como las técnicas o las metodologías pueden ser adaptables y resilientes.

Entendemos que adaptabilidad es la capacidad de poseer flexibilidad frente a los cambios. Pocas cosas son más naturales en la vida como el cambio. En la naturaleza no sobrevive la especie más fuerte, sino la que mejor se adapta. Si esos cambios afectan a mi proyecto y, además, se puede controlar el grado de impacto que van a tener; la gestión del cambio mediante la adaptabilidad determinará el éxito o fracaso de un proyecto: la evolución o la extinción.

Según la RAE, la resiliencia es la capacidad que poseemos las personas y los materiales, mecanismos y sistemas para recuperar el estado inicial previo al sometimiento a una perturbación. Por ejemplo, una goma elástica es resiliente porque, después de estirarla, recupera su forma inicial. Por el contrario, un espagueti crudo no es resiliente, habida cuenta de que a la menor presión a la que se someta, se rompe. Si tenemos en cuenta que las metodologías agile ganan peso en la nueva versión del PMBOK 7th Ed, la resiliencia y la adaptabilidad ante los cambios definen la forma de ser de un proyecto, y también la de su Director.

Si no eres terco, acabarás por rendirte cada vez que no veas resultados de un experimento. Y si no eres flexible, te darás golpes contra la pared y no verás una solución diferente a la que buscabas para resolver el problema

Jeff Bezos, fundador de Amazon

En cierta medida, las habilidades de adaptabilidad y resiliencia tienen relación con la inteligencia emocional. La capacidad de una persona para manejar sus emociones nos hace ser resilientes. La adaptabilidad es flexibilidad, comprensión y asertividad. Metafóricamente hablando, de la misma manera en que los perros se parecen a sus dueños, los proyectos tenderán a ser adaptables y resilientes si sus Directores lo son.

Un sistema que permite la flexibilidad, adaptabilidad y resiliencia frente a tensiones externas es más probable que tenga lugar en ambientes de trabajo ágiles. Los nuevos principios del PMBOK son acordes a la filosofía de gestión que se quiere transmitir en la séptima versión: principios universales para un universo proyectos. Sé adaptable y resiliente, tanto en lo personal como en los proyectos que dirijas.

Si quieres estar bien informado con respecto a los cambios que se producen en el PMI, no te pierdas ninguno de nuestros posts donde hablamos de los 12 nuevos principios del PMBOK y fórmate de manera oficial oficial con nuestro curso de preparación al examen PMP.

Contacta con nosotros y descubre más información.